Skip to main content
Canon Canonet 28

1971

La Canonet 28 es una cámara telemétrica de principios de los 70. El fabricante, Canon, lanza esta cámara a un precio mucho más económico que su predecesora, la Canonet QL 17. Las Canonet fueron cámaras que durante los años 60 consecharon cierto éxito debido a sus características semiprofesionales y su facilidad de uso.

En concreto, la Canonet 28 es una cámara film de 35mm con velocidades de 25 a 400 ASA, con una lente 1:2,8 y focal fija 40 mm. Apertura automática o manual de 1:2,8 a 1:16. Visor telemétrico acoplado con control de velocidad en el lateral. Batería 1.35v tipo PX625. Palanca de avance de película, contador de exposiciones y botón de desbloqueo para rebobinar con la manivela. Zapata para flash en la parte superior que te permite una velocidad única de 1/30 seg, los mismos ajustes que te permite utilizar la cámara en modo manual si no dispones de batería. Dimensiones 125 x 75 x 61 mm y peso 550 gramos.

Diseño

80%

Peso

85%

Posibilidades

75%

Resultados

90%

Cómo funciona la Canon Canonet 28

Es una cámara telemétrica “point and shoot” de principios de los 70s, pensada para el gran público de la época. Con unas características más limitadas que sus predecesoras pero con un precio acorde a lo que ofrece.

El modo automático es tan sencillo como enfocar y disparar, con bloqueo si se subexpone la fotografía. El modo flash nos permite utilizar la cámara de manera mecánica, pudiendo elegir una apertura y la velocidad y la ISO es fija.

Canonet 28

Experimentando con la Canonet 28

Conseguí esta cámara por casualidad, con la intención de probarla le instalé un carrete Ilford HP5 Plus 400, que me permitía exprimir la cámara en invierno con casi cualquier tipo de luz. Además, en blanco y negro la latitud de exposición tiende a ser mejor, por lo que los resultados suelen ser buenos.

Lo primero que me di cuenta es de la dificultad que hay en el mercado actual de encontrar una batería útil para estas cámaras antiguas. Las baterías de 1.35v no se fabrican desde 1991 debido al alto coste ecológico del uso del mercurio para este fin. Finalmente conseguí un adaptador para baterías alcalinas de 1.55v que disminuyen la carga y alcanzan los 1.35v. Estos adaptadores son difíciles de encontrar y difícil también es el comprobar si realmente funcionan. En mi caso parece que la batería hace que funcione bien el fotómetro, ya que la mayor parte de las fotos salieron bien expuestas en modo automático. Uno de los problemas que conlleva utilizar un voltaje mayor es que tienden a subexponer nuestras fotografías debido al exceso de carga.

El modo automático funciona a las mil maravillas, cuando la cámara entiende que no existe luz suficiente, se niega a tomar la foto y bloquea el obturador. Una opción es poner la cámara en modo flash y utilizar el modo manual. Dependiendo de la cantidad de luz puedes llegar a sacar algo decente.

El visor telemétrico es complejo de utilizar, consiste en unir la escena y hacer coincidir los reflejos. Una vez te haces a él es sencillo teniendo en cuenta los metros de enfoque que marca el objetivo, de esta manera podemos lograr buenos resultados. Lo que es un poco más tedioso es el hecho de que el visor no muestre lo que el objetivo está encuadrando. Si bien es cierto, la diferencia es mínima, no cuenta con posibles obstáculos que puedan superponerse sobre el objetivo, véase un dedo.

Conclusiones

La Canonet 28 me ha sorprendido enormemente para bien. Es una cámara para llevar encima y poder retratar el día a día. Es pesada, pero al ser tan robusta da buenas sensaciones en mano. El obturador es muy silencioso, lo que lo hace perfecto para fotografía callejera, y el anillo de enfoque se mueve veloz.

Después de tirar un carrete en blanco y negro instalé un Kodak Color Plus para ver cómo se comportaba con otro ASA, a 200, y el resultado es igualmente bueno.