Soy fotógrafo de perros

 

tengo un día de perros

¿Cómo que un día de perros es malo?

La mayoría de sus días son excepcionales. El señor Lobo se dedica a dormir el 80% del día, el resto está corriendo o mordiendo mis manos. No hay cosa en el mundo que le guste más que morder mis manos.

Hace un año que llegó a mi vida, desde entonces yo volví a ser fotógrafo y él se convirtió en modelo. Hemos pasado cientos de aventuras juntos, desde Madrid al resto del mundo.

Desde luego, tener un perro se ha convertido en una aventura diaria. Como diseñador gráfico, bueno, como freelance, trabajo en solitario y la mayor parte del tiempo estamos juntos compartiendo nuestras soledades.  En la soledad del trabajador autónomo, compartimos espacio y nos permitimos un respiro de vez en cuando para ir a dar una vuelta.

¿Nos vamos?

Sí, siempre nos vamos a dar una vuelta y desconectamos del trabajo.

Aprendiendo fotografía

Desde que llegó Lobo a casa he aprendido varias técnicas fotográficas que antes pasaba por alto. No es que hubiera perdido la pasión por la fotografía, pero desde luego, Lobo se ha convertido en una especie de inspiración que me ha permitido sacar mi cámara de su escondite más veces de lo que era común. Incluso me ha ayudado a desempolvar mi point and shoot.

Es una gozada ir al campo y sacar la cámara de fotos. Elegir el modo de enfoque, el tipo de medición y la velocidad de obturación. Para ser fotógrafo de perros tienes que tener en cuenta cosas completamente diferentes que fotografiando a personas.

Los perros se mueven mucho más rápido y son mucho más impacientes. Y fíjate que hay humanos muy impacientes, pero es que los perros no esperan a que saques la foto perfecta, si se aburren te lo hacen saber. Se van de la escena y te dejan ahí, únicamente porque tú estabas calibrando el enfoque.

La inspiración con un perro

Nos vamos al campo y descubrimos cientos de sitios a los que ir a caminar. Respirar el aire limpio de la montaña ayuda a cualquiera con falta de inspiración. Al final consiste en salir a la calle a fotografiar, pero si encima te vas a la montaña, el disfrute es doble. Realmente no soy fotógrafo de perros, sino más bien soy el fotógrafo de Lobo. Nos hemos convertido en dos amigos que se van de acampada a la que pueden y aprenden uno del otro.

Cuando llegamos a nuestros sitios secretos, lo primero que hace Lobo es inspeccionar el terreno. Yo he aprendido que llegar a un sitio e investigarlo a fondo puede ser mucho más divertido de lo que parece.

Cuando paseas con un perro, tiendes a buscar zonas donde no haya mucha gente, lo que suele suponer que son sitios con un acceso más complicado o rutas mucho más incómodas, pero es que hemos descubierto sitios únicos. Inspeccionamos el terreno y nos encontramos con caminos inexplorados e incluso caminos que no son propiamente caminos, aunque como bien dice Antonio Machado, “caminante no hay camino, se hace camino al andar“.

Nos hemos encontrado con lugares llenos de encanto que alguien ha decidido ensuciar con papeles, plásticos, latas, botellas, bolsas de basura y un largo etcétera que sorprenderían a cualquiera. Por eso nos llevamos una bolsa de basura extra grande para poder recoger algunas de estas cosas que nos vamos encontrando. Es sorprendente ver que luego los perros tienen prohibido el acceso a muchos sitios, cuando quizá sean sus dueños quienes no debieran entrar.

Desde que soy fotógrafo de perros soy más educado.

Sir Lobo
Fotografo de perros encina

El diseño junto a Lobo

Además, he de contar que con Lobo he vuelto a inspirarme en el diseño. El mundo en rosa que creé hace dos años, ha vuelto a florecer. Y la tienda online se ha convertido en una realidad. Soy fotógrafo de perros, porque ahora hago retratos a otros perros, pero en esta entrada solamente hablaré de Lobo.

Single Image Lobo

Como podéis ver, una buena forma de aprender fotografía es con un perro.

Desde hace un año he aprendido una nueva disciplina en el mundo de la fotografía. Consiste en fotografiar mascotas, porque viven con nosotros y se convierten en nuestra familia. Son retratos perros.

Leave a Reply